miércoles, 31 de octubre de 2012

Jornada abierta del 10 de noviembre






http://bits.wikimedia.org/static-1.21wmf2/skins/common/images/magnify-clip.png
Black Square, 1915, Oil on Canvas, The State Tretyakov Gallery, Moscow
[edit]
 
Kasimir Malevich - 

LA PULSIÓN AÚN Y SUS VICISITUDES

De las pulsiones parciales al objeto causa de deseo
La sublimación. La dignidad es de la cosa.
  La sublimación como vía para pensar el sujeto


Docentes : Dra Isabel Dujovne y Lic. Ana Cello
Coordinación Dra Alicia Killner

Bibliografia
Freud: 3 ensayos para una teoria sexual
Freud: Interpretacion de los sueños : sueño de Anna Freud: Fresas, fresas silvestres, huevos, papilla
Freud: Pulsiones y sus destinos
Freud: Introducción al Narcisismo
Freud: Un recuerdo infantil de Leonardo da Vinci
Freud: La negación
Lacan: Seminario 11. La pulsion parcial y su circuito

A la una habrá pequeño ágape por el fin del año y de la gestión.

Las personas que asistan a esta actividad serán invitadas a participar de las Jornadas Winnicott a realizarse en APA ese 

sábado, 27 de octubre de 2012

El sueño de Anna


Admitiendo que las palabras que los niños suelen pronunciar dormidos pertenecen también al círculo de los sueños, comunicaré aquí uno de los primeros sueños de la colección por mí reunida. Teniendo mi hija menor diecinueve meses hubo que someterla a dieta durante todo un día, pues había vomitado repetidamente por la mañana. A la noche se le oyó exclamar enérgicamente en sueños:
«Ana F(r)eud, f(r)esas, f(r)ambuesas, bollos, papilla.» La pequeña utilizaba su nombre para expresar posesión, y el menú que a continuación detalla contiene todo lo que podía parecerle una comida deseable. El que la fruta aparezca en él repetida constituye una rebelión contra nuestra policía sanitaria casera, y tenía su motivo en la circunstancia, advertida seguramente por la niña, de que la niñera había achacado su indisposición a un excesivo consumo de fresas. Contra esta observación y sus naturales consecuencias toma ya en sueños su desquite.
Si consideramos dichosa a la infancia por no conocer aún al deseo sexual, tenemos, en cambio, que reconocer cuán rica fuente de desencanto y renunciamiento, y con ello de génesis de sueños, constituye para ella el otro de los dos grandes instintos vitales. 

viernes, 28 de septiembre de 2012

Jornada del 13 de octubre: acerca de la pulsión y sus incidencias en la clínica







  • Sobre el montaje de la pulsión: objeto y fantasma. Articulación con el duelo y el pánico, lo que va por otra vía que la palabra.
    Con Carlos Basch, Juan Carlos Cosaka y comentario del fim Ojos bien cerrados de Stanley Kubrik a cargo de Bárbara Abadi.
    Coordinan Isabel Dujovne y Yiya Zaffore.



     Carlos Basch:
    La pulsión, el trabajo del fundamento

    Bibliografía tentativa

    Freud 

                         Tres ensayos para una teoría sexual
                         La represión
                         Pulsiones y sus destinos
                         Pegan a un niño
                         El sepultamiento del complejo de Edipo

    Lacan         
                       
                        Seminario VI (clase sobre resolución del duelo por
                        recomposición del fantasma en Hamlet)        
                        Seminario VIII "La transferencia" (sobre el trabajo de duelo)
                        Seminario X "La angustia" (sobre el trabajo de duelo)
                        Seminario XI (sobre el montaje de la pulsión)
                       
    Raymond Carver
    Parece una tontería, en Catedral (Anagrama, 1993).
      



    Juan Carlos Cosaka: La pulsión como ensamble
    El problema de la satisfacción
    El circuito del "drang" pulsional
    La angustia,real en la estructura
    La "psosecución directa de la pulsion " su relación con el más allá y la compulosion de repeticion
    Angustia o panico
    El ataque de panico a la luz de la fisica cuántica
     
     
  • domingo, 2 de septiembre de 2012

    Sábado 8 de septiembre: Inconciente: política del deseo.



      

      El Deseo, en el sentido de Freud, el deseo inconsciente, ese deseo que es siempre singular de un sujeto, y no propio de la especie, es un deseo que, a diferencia de la necesidad, no camina en el sentido de la supervivencia y la adaptación. Es un deseo que por el contrario daña, es al mismo tiempo un deseo indestructible, un deseo que no se puede olvidar porque es esencialmente insatisfecho. A diferencia de la necesidad, no es una función vital que pueda satisfacerse, pues en su surgimiento mismo está coordinado con la función de la pérdida.

    En la jornada del sábado 8 exponen:
    Oscar Paulucci, Jorge Santalla.
    Comentario sobre Mad men, el deseo y el discurso capitalista, a cargo de Alicia Killner
     Coordinan: Ana Cello, Atila Rodríguez, María Pacheco.

    martes, 24 de julio de 2012

    A PROPÓSITO DEL AMOR EN PSICOANÁLISIS




    Mucho tiene que decir  del amor el Psicoanálisis…y el asunto es que no termina de decirse.Tal  condición deviene del anudamiento (borromeo en el caso de la neurosis) del amor, el deseo y el goce. Esto quiere decir que si uno se suelta, el nudo se desarma, con múltiples y  variadas consecuencias clínicas.

    Bibliografía sugerida:

    ·       Freud, Sigmund. “Introducción al Narcisismo”. Obras  Completas. Vol. XIV.
    Amorrortu Editores. 1976.
    ·       Freud, Sigmund. “Pulsiones y destinos de pulsión”. Obras Completas. Vol. XIV.
         Amorrortu Editores.  1976.
    ·       Lacan, Jacques. “El deseo y su interpretación”. Inédito. (versión de la Escuela Freudiana de Psicoanálisis).
    ·       Lacan, Jacques. “Aún”. Seminario 20. Paidós. 1995.
    ·       Miller, Jacques Allain. “Una charla sobre el amor”. Conferencias Porteñas. T 1. Paidós. 2009.
    ·       Salamone, Luis Darío. “El amor es vacío”. Grama Ediciones. 2010.

    viernes, 20 de julio de 2012

    Jornada del 11 de agosto: Amor y deseo



  • Amor y deseo.
    Posición del amante y del amado en Freud y en Lacan.
    El amor al saber.
    Femenino y masculino en el amor.
    Condición erótica, condición fetichista.
    Amor Ideal, deseo degradado. Una masa de a dos. El amor como enfermedad, locura y síntoma.
    Marité Tolchinsky, Gladys Lepek, Agustina Fernández, Adriana Anzuola.
    Coordina, Alicia Killner
  • jueves, 31 de mayo de 2012

    Lo cortés del amor freudiano




    Cuando el Introducción del narcisismo, bello texto metapsicoógico del 1914, Freud dice que las mujeres no aman igual que los hombres. Que los hombres realmente pueden tener una plena carga de objeto en el amor, no así las damas que se pasean como los granades felinos y se hacen amar, se dejan amar, sobre todo si son hermosas, dirá Freud, porque sólo se aman a sí mismas. El humilde enamorado entonces, ese hombre freudiano que deposita toda o casi toda su libido en el objeto y por eso queda pobre, y la dama que allá lejos  casi indiferente  no hace movimiento libidinal alguno, no remeda sin saberlo quizá uno de los modelos del amor? Justamente aquel que nos trae  a cuenta este mito de Tristán e Isolda, esta fición que dice Denis de Rougemont que no solo modeliza un amor posible sino queél va bastante más allá y dice que este mito surgido en la edad media modela Occidente?